Butaca Numerada: FIFA, la porra te saluda

0

El Reventador

Cuando a un puñado de fanáticos le pareció gracioso lanzar el grito de "ehhh puto" seguramente no imaginaron que se convertiría en el centro de debate entre el máximo órgano del futbol FIFA y uno de sus más liosos afiliados, la Federación Mexicana de Futbol.

Los jerarcas de nuestro balompié han mostrado su eficacia para captar de forma negativa la atención internacional. Desde los "cachirules", pasando por el "mercado de piernas", los casos de dopaje en torneos internacionales, la crisis del clembuterol y un largo etcétera, la reacción ante el coro ofensivo de los aficionados parece ser la gota que derramó el vaso en las relaciones entre ambas instancias de pantalón largo.

La Copa Confederaciones 2017 podría ser escenario de represalias por parte de la FIFA ante la inoperancia de la Federación Mexicana de Futbol para contener a la fanaticada mexicana en el uso de lenguaje catalogado como ofensivo y discriminatorio.

Previo al inicio de la Copa Confederaciones, la FIFA advirtió a su contraparte mexicana de que no se toleraría ningún tipo de comportamiento violento, racista o discriminatorio en las gradas de los estadios de Rusia, incluyendo claro está el grito en cuestión.

La advertencia de suspensión de partido y la pérdida de puntos en la mesa no fue suficiente para que un grupo de aficionados mexicanos lanzara el grito en los primeros minutos del duelo ante Portugal, situación de la que habría tomado nota el grupo de observadores de la FIFA. Ante una posible reincidencia en el duelo de este miércoles ante Nueva Zelanda, el órgano rector podría tomar cartas en el asunto.

Y es que si bien la agresión verbal no ha pasado a mayores, la FIFA y los organizadores de la Copa Confederaciones están preocupados por la reacción que podría darse si el "ehhh puto" es utilizado con cierta frecuencia en el partido entre el combinado mexicano y el anfitrión Rusia, último de la fase regular en el que podría definirse el pase a la siguiente ronda del torneo.

En el escenario de una reacción violenta que podría ocurrir si el conjunto de casa es eliminado del torneo, el grito de los fanáticos del combinado azteca podría ser utilizado como justificante para que la FIFA establezca un castigo ejemplar que seguramente le quitaría el sueño a Decio de María y compañía.

“Ehhh puto” ya ha costado alrededor de 2 millones de pesos a las arcas de la Femexfut, que desde el Mundial 2014 ha sido advertida por la Comisión Disciplinaria del organismo para que proceda en la erradicación de la práctica de lo contrario las sanciones podrían trasladarse de lo administrativo al ámbito deportivo con el veto de estadios para duelos eliminatorios y la pérdida de puntos.

Hay que reconocerle a la Femexfut que ha hecho lo que está a su alcance para contener dicha práctica, aunque los aficionados han dejado muy en claro que ni la FIFA ni la Femexfut poseen la calidad moral para exigirles el cese de lo que consideran como parte del folclor y manera de expresarse del mexicano en las canchas.

Si no puedes vencer al enemigo es mejor unírsele, y para muestra las declaraciones del estratega del combinado mexicano Juan Carlos Osorio quien pidió al órgano sancionador no sacar de contexto el uso de esta frase "sin ser mexicano, orgulloso de dirigir a esta selección, creo entender el propósito (del grito) y no tiene nada que ver con eso (un mensaje discriminatorio)”, señaló.

La tribuna del futbol siempre ha sido permeada por el ánimo de los fanáticos. Jugadores, árbitros, directivos, hasta gobernantes, nadie está exento de ofensa o alabanza; el silencio es enemigo de las gradas y difícilmente el fanático del balompié será educado en el comportamiento ejemplar que tienen otras disciplinas como el Tenis, donde la mala conducta de un aficionado puede traerle consecuencias inmediatas a un deportista.

Entonces la pregunta que se hace su humilde Reventador es: ¿qué podrá más, la obstinación del aficionado o la advertencia de castigo de la todopoderosa FIFA? Pronto lo sabremos.

About author

No comments