Butaca numerada: Liga Profesional de seis equipos… ¿en serio?

0

Por El Reventador

El Futbol Americano en México es una farsa, con siete décadas formando parte de los programas deportivos de las principales instituciones académicas y una amplia cobertura y difusión de los medios de comunicación, ha sido incapaz de desarrollarse hasta el punto de contar con una liga profesional.

La semilla que ha sido sembrada en la UNAM, IPN, Tec de Monterrey, UANL, UDLAP (por mencionar algunas Universidades públicas y privadas), así como las ligas infantiles y juveniles no ha sido lo suficientemente cuidada para transformarse al profesional, condenando al Futbol Americano doméstico a vivir en la sombra del amateurismo con cargo al presupuesto universitario.

Desde mi butaca leí un artículo que pregonaba la consolidación de la Liga de Futbol Americano en México, proyecto que en su segundo año contará con la participación de seis equipos, tres de ellos capitalinos, uno más del Estado de México, y dos representantes de las ciudades de Saltillo y Monterrey.

¿En serio se le puede llamar Liga Profesional? Seis equipos para un país de 120 millones de habitantes y con decenas de miles de practicantes activos del Futbol Americano para mi está muy, pero muy lejos de serlo.

Quizá es un buen esfuerzo que realizan personas comprometidas y apasionadas del deporte que buscan retomar el hilo conductor dejado 20 años atrás por la Liga Master, que sobrevivió apenas un lustro hasta que los capitalinos dijeron hasta aquí ante el abrumador dominio de los equipos norteños.

Pero seamos objetivos, si con la chequera abierta las grandes universidades son incapaces de armar una liga teniendo como alicientes becas y apoyos para el reclutamiento de talento  atrayendo a los jóvenes para que jueguen a cambio de una carrera profesional, con el respaldo de atención en caso de sufrir lesiones de consideración, mucho menos lo hará un grupo de entusiastas que tendrán que luchar contracorriente para darle credibilidad a su liga.

En la presentación de la Liga de Futbol Americano se habló de draft, de venta de abonos, de un espectáculo alrededor del deporte; pero no se habló de sueldos a jugadores y staff de coacheo, tampoco de quien correrá con gastos hospitalarios y de rehabilitación en caso de lesiones graves, mucho menos de garantías a mediano y largo plazo para quienes asuman el riesgo de equiparse para jugar.

Estamos hablando de que la liga va por adultos jóvenes de entre 25 y 35 años, quienes seguramente ya tienen otro tipo de responsabilidades a las que tuvieron en su momento como jugadores colegiales como familia, trabajo, deudas y compromisos, cómo convencer a más de 300 deportistas de rifársela por un proyecto parido fuera del supuesto semillero que representan ligas como ONEFA y CONADEIP.

Si le piden un consejo a este Reventador (sé que no lo harán), en lugar de invertir en un proyecto fallido deberíamos estar hablando de la creación de una organización fuerte y robusta para administrar el Futbol Americano en México, algo similar a la NCAA norteamericana, que permita la consolidación de una Liga Mayor de alto nivel con ramificaciones en diferentes categorías que permitan la inclusión de los programas deportivos de universidades públicas y privadas, que compitan en la medida de lo posible en igualdad de circunstancias.

Que los recursos obtenidos por la Liga Mayor permeen hacia abajo, para que los verdaderos semilleros (prepas y clubes) se fortalezcan y cimienten un andamiaje capaz de superar cualquier problema en aras de ofrecer un espectáculo deportivo integral, que cumpla con el objetivo fundamental para el que son creados los programas deportivos amateurs, la formación integral de los jóvenes.

Si con todo esto nos da para crear una Liga Profesional excelente, sino al menos nos evitaremos la pena ajena de querer cobrar 170 pesos por ver un partido de una liga de seis equipos en la que jugarán atletas que en su mayoría tienen por lo menos tres años fuera de competencias.

About author

No comments